Poses

Orgasmo femenino: las diversas razones por las que las mujeres fingen el clímax sexual

Sitios de Paws

La anorgasmia es una de las disfunciones sexuales que impide el disfrute de un vínculo amoroso. Pero después de analizar la investigación sexual y hablar con las mujeres sobre sus excitaciones y sus mejores experiencias sexuales, Rowland se dio cuenta de que las preocupaciones reales de estas parejas deberían haber sido sobre la calidad del sexo que ya estaban teniendo. La fijación de la sociedad en el sexo penetrante hace que las mujeres se sientan sexualmente insatisfechas. Cuando las personas se obsesionan con la frecuencia con la que tienen relaciones sexuales, dijo, terminan pasando por alto lo que en realidad es una experiencia que satisface a ambas partes.

Me gusta te gusta nos gusta así

Baza a solas como, sobre todo, en pareja, a veces no logramos disfrutar del sexo todo lo deseable porque el orgasmo se nos escapa. Podemos incluso alcanzar el clímax, pero habiendo perdido la desconexión mental propia del orgasto. El sexólogo Alfonso Antona , director del Instituto Antona, especializado en sexualidad y mindfulness , asegura observar a menudo en su consulta que la mayor parte de los problemas para conseguir un orgasmo tienen que ver con pensamientos intrusivos, con sus consiguientes niveles de angustia y nervios. Cuando nuestra cabeza se despeja de pensamientos intrusivos, el orgasto se dispara solo y las sensaciones fisiológicas placenteras también.

Los mejores consejos para darte placer.

En una relación sexual ya de por sí es difícil llegar al clímax. Es inevitable que haya situaciones en las que el orgasmo no llegue por alguna de las partes. Lo importante es que disfrutéis de la relación completa, sin obsesionaros con llegar o no al orgasmo. En el caso de ellos la presión puede hacer que no haya una enderezamiento completa: sí, el temido gatillazo puede ser una consecuencia indeseable del estrés. Es difícil de conseguir, cierto, empero otras veces también llega sin buscarlo. Por eso nuestro consejo es que dejéis de lado la idea errónea del orgasmo como meta de cualquier relación sexual. Debemos aprender a disfrutar del camino y dejarnos llevar por lo que sentimos en ese edad. Y si el orgasmo no llega no debes de preocuparte, te aseguramos que se disfruta igual por el camino.