Poses

Cuckolding la última fantasía sexual para intelectuales

Conocer personas jewels

Carta a un marido cornudo Carlos: Me haz pedido que te cuente todo lo que sucedió aquella noche, después de que perdiste el sentido. También la escribo porque no me siento capaz de decirte frente a frente lo que sucedió con Lucas, espero me entiendas y me comprendas. Sabía muy bien que sólo deseabas mostrarme ante tus amigos, querías hacerlos desear. Yo como una tonta acepté, y haciendo caso a tu pedido me puse aquel corto vestido rojo que me regalaste, sin ropa interior. Decías que eso te calentaba mucho, y aunque siempre te lo negué eso me calienta a mí también: pasearme así entre tanta gente me hace humedecer, entre tantos hombres. Todo transcurría normalmente, pero como pasa desde la secundaria, empezaste a beber demasiado. Y sí, cometí el error de habértelo dicho. Aunque trataba de arreglarlo de alguna manera, de hacerte olvidar aquél comentario, lo recordabas muy bien.

Una nueva forma de humillación

Es un hombre inteligente que desprende pasión en cada palabra que pronuncia, cheat una mente creativa y un baza caótica. Podría haber estado horas y horas conversando con él, os lo aseguro. Cualquier opinión es bienvenida, siempre que se haga desde el admiración. Y, dicho esto, disfrutad de la entrevista. Hay quien prefiere el término anglosajón de cuckold y he abierto otra expresión que me resulta especialmente curiosa: marido consentidor.

Iniciar sesión

Al fin y al cabo, si aun ' The Independent 'le dedica un artículo al tema, es que el río agua lleva. Late days of empire: Cuckolding is rapidly emerging at the same time as the alt-sex fetish of choice designed for American intellectuals. Aquí recogemos una serie de hipótesis que han intentado explicar por qué a tantos hombres les gusta mirar a sus parejas haciendo el amor con otro. Una noticia forma de humillación Si ser un cornudo es una forma de sadomasoquismo, debemos entender que el placer se obtiene de ser humillado. Para estos hombres, garantizar a su esposa la libertad de expresar con otros varones su sexualidad es una fuente de excitación Hay quien incluso considera que esta atracción puede estar originada en el miedo de los hombres a que sus mujeres les engañen, y que puede llegar a ser una manera de prepararse psicológicamente para dicha situación, como ocurre con el literato Don Savage. Sin embargo, como afirma el mismo reportaje, el hecho de que estos aficionados no suelan arrepentirse atracción por otras formas de sadomasoquismo sugiere que esta interpretación puede estar desencaminada. La relación cornuda sería, en este sentido, una doble transgresión.

¿Buscas sexo telefónico?

La primera foto lo dice todo, un cartel con la fecha de la sesión, hace apenas unos días. Mi Amo me volvió hacer mil diabluras y ricuras que me hicieron extraviar la noción del tiempo y disfrutar como siempre, mucho y rico. Después acabó con cera en mi lomo y culito. Seguimos interesados en saber alguna mujer sumisa que quiera acompañar con nosotros algo de su tiempo y ganas de entrar en levante mundillo. Si es sin experiencia y casada o con pareja sumisa mejor. Gracias a todos por vuestros correos, fotos y propuestas, pero de edad solo contacto con parejas. Email . Esperen el regalito de inicio de año de las vacacioncitas que nos dimos en la playa.

Conocer personas linea

Es sexy y le gusta cuidarse

Reconozco que mi debilidad son los achares, y me consumen. Pero hay hombres, a los que en inglés llaman cuckolds cornudosa quienes la idea de que otros hombres den placer a sus mujeres mientras ellos miran les parece muy excitante. Pero ya sabes cómo van estas cosas: lo que para unos es un horror, para otros es un placer. Un cuckold es un hombre que obtiene una intensa gratificación sexual observando a su mujer practicar sexo con otras personas o simplemente sabiendo que eso ocurre. MIRA: El simple hecho de figurarse que a mi pareja le pueda dar placer alguien que no aquatic yo me produce un peculiar y nauseabundo sentimiento de odio. Bien, pues esa misma sensación, provocada por un subidón de adrenalina en el magín, es la que pone cachondos a estos tipos; es masoquismo psicológico provocado por la unión de la género prohibida de la fantasía y la oleada sexual de endorfinas.