Poses

Soltera Treintona y Fantástica

Feliz dia de 552586

Ya sea porque de repente te has separado de tu pareja y te enfrentas a noches de soledad o bien porque nunca has tenido mucha suerte en esto del amor, pasar mucho tiempo sin sexo conduce a cambios físicos y psíquicos que los médicos asocian con aumentos de los niveles de estrés o problemas en el corazón. Esto es con lo que tuvo que lidiar Christine Brooks, quien ha escrito un artículo en ' The Huffington Post' en el que narra cómo cambió su vida después de cinco años sin hacer el amor. Dejé de pensar en mi aspecto y en la dieta. Dejé de centrarme en buscar mi otra mitad y puse todos mis esfuerzos en mí A pesar de todo, para ella el sexo nunca fue algo imprescindible. Brooks se separó a los 44 años y se hizo evidente que necesitaba reinventarse, reconocerse y recordar quién era y qué había sido mucho antes de convertirse en divorciada.

¿Por qué se dan?

Sé muy bien que todo lo que me dicen, lo hacen con buena intención y para mi eso es lo que cuenta. Los tiempos de mis tías eran otras épocas en las que si no te casabas y tenías hijos antes de los 30, algo definitivamente mal andaba contigo. Antes de leer el artículo, te sugiero a que te quites los juicios preconcebidos de todo lo que conoces o crees conocer y abras tu mente, pero sobretodo tu afectividad. La sociedad puede ser tan contradictoria y tan doble moral a veces que me asusta vivir bajo sus términos, perdiendo los míos. Te aseguro que ser soltera no es parecido de estar sola. Dicen que individuo nunca termina de conocer a las personas y estoy de acuerdo cheat eso ya que cada día, aprendemos algo nuevo y estamos en constante cambio. Que mejor que usar ése tiempo para ti y aprender de ti también.

GQ Recomienda

Ya mantenemos nuestra esencia, hay características personales que varían y que acaban afectando a las decisiones. Foto vía Shutterstock: Eugenio Marongiu Entre los 16 y los 20 años Publicidad Los adolescentes, en general, son cócteles de hormonas, emociones e idealizaciones que nutren el cerebro y lo hacen explotar en innumerables fantasías de película. Por eso, en el caso de las chicas heterosexuales, buscan a ese chico alto, guapo, mayor que ellas y cheat toque rebelde: un canalla en toda regla. En las ficciones americanas, estos sujetos sacarían pelotas del estadio fault despeinarse. Y es que a ellas les da igual si el arrapiezo es buen tío o no. Lo que quieren es alcanzar su Everest, es decir, gustar al chico común, generalmente con moto y que juguetea con los límites de la ley. A John Travolta en los abriles 70 o a Quimi de Compañeros en los Buscan un líder.