Revisión

Ministerio de Justicia

Sistema de citas claves

Los debates no son nuevos. Persisten las controversias acerca de los regímenes jurídicos, que se mantienen similares a los de hace casi años, como si los cambios sociales y culturales no hubieran alterado las relaciones prostibularias ni los modos de pensar la prostitución. Nociones de partida Tanto en la literatura como en el habla cotidiana encontramos frecuentemente ambigüedades para definir la prostitución: lenguajes muy connotados —racistas, sexistas, clasistas— o miradas focalizadas solo en algunos actores o aspectos del mundo prostibulario. Por mi parte, no puedo evitar usar las palabras que condicen con mi pensamiento, aunque respeto los modos de nombrar de las autoras y los autores cuando los cito. Otra aclaración de partida es que en muchísimos textos se habla en femenino, aun cuando también, en diferentes pasajes, se hace referencia a la prostitución masculina. Pero entre ambas visiones hay muchas otras demarcaciones del fenómeno prostibulario.

Solo nos debemos a ti

Documentos Administrativos que precisan de reconocimiento anterior de firma para ser apostillados: Tipo Documento Reconocimiento Previo de firma por Dirección Títulos y Certificados de Aprendizaje Universitarios Oficiales. Títulos y Certificaciones académicas oficiales no universitarias. Consejerías de Adiestramiento de las Comunidades Autónomas. Documentos de la Agencia Tributaria. Ministerio de Acomodación y Seguridad Social. Paseo de la Castellana, 65, Madrid.

En portada

Tenía 15 años. La ansiedad le desbordaba. Dudó mucho, pero su camarada insistió hasta que acabó cediendo. Por un lado era un adolescente que perdería la virginidad y, por otro, reproducía en mí el estigma social que tiene el consumo de prostitución. Dieciséis años después de su primera tiempo, aquel chico titubeante se muestra firme y relajado durante la entrevista. Ya en determinados círculos lo conocen como el putero de izquierdas, ya que es militante de Podemos, no le molesta el apodo. Y apostilla: Una sociedad moderna no puede vivir en la mentira.