Revisión

Lo que he aprendido de las citas después de ligar un montón en Tinder

Citas online rusas 211715

Se estima que Tinder cuenta con 50 millones de usuarios y que se hacen 15 millones de 'matches' al día. Ya no hace falta pensar qué ponerte para resultar atractivo. Tinder ha hecho que nuestra huella dactilar sea la encargada de elegir nuestro destino o, al menos, el devenir de nuestra siguiente cita. Tras dos años formando parte de esos 50 millones de usuarios y tras innumerables quedadas con resultados dispares, ha llegado el momento de recopilar las lecciones aprendidas fruto de un riguroso y en ocasiones, delicioso trabajo de campo amoroso. Por cierto: en estos dos años, no he estado cerca de tener pareja ni una sola vez, y eso que en mi círculo cercano cuento con tres amigos cuyas parejas han sido fruto de esta app. Ya has visto fotografías de tu posible Romeo y aunque cada una ha sido seleccionada y editada con el ojo clínico del que busca un revolcón, al menos la posibilidad de quedar con alguien que no te atrae físicamente se disipa.

Una app ideal para tímidos

Arshak Makichyan no se manifiesta para apretar elecciones libres, ni contra la acidez policial o los presos políticos. Su gran preocupación es el planeta, y su inspiración es la activista medioambiental sueca Greta Thunberg. Por eso, es importante manifestarse por el clima. En la televisión, presentadores y comentaristas en los canales estatales rusos se han burlado de la activista sueca, a veces cruelmente. En las redes sociales, usuarios la han insultado y esta semana el presidente Vladimir Putin sugirió que alguien le debería explicar cómo funciona el mundo de los adultos. Se inventan todas las mentiras imaginables y teorías de la conspiración, tuiteó la activista.

Cómo se hace

Es el momento de engancharte a una serie. Ponte al día porque Acacias no para y los capítulos se siguen sumando cada semana A la carta. Nunca te he negado carencia desde que casamos. Pero mírame, el médico desaconsejó No, Justo. Yo tenía casa y tierra que labrar. Es nuestro hijo, por favor.